• Archivos

  • Records

  • Categorias

  • Entradas Recientes

  •  

    El q´ero es hombre de mentalidad clara y vivaz

    Es ingenuo y franco al mismo tiempo, habla poco y se siente mortificado cuando se le quiere hacer repetir lo que tiene dicho.  Es severo en su conducta, parco en su trato, pero sumamente hospitalario con el viajero.  Desconfía profundamente del blanco o del mestizo, pero no demuestra hostilidad hacia él.  Su cortesía lo obliga a beber la primera copa con que se lo invita, pero, rechaza abiertamente el alcohol si no es en las tres únicas festividades del pueblo.  En el sentido estricto de la palabra no tiene vicios, salvo que se quiera imputar como tal, siempre esta con la masticación de la coca, en la que se inician entre los 18 y 20 años practicándola mesuradamente.  La chicha hecha del maíz no es su bebida cotidiana sino que esta reservada para diferentes oportunidades vinculadas a los ritos de fertilidad del ganado. Vive nutrido de tradiciones, leyenda y mitos que explican el mundo que los rodea.

    La tintorería se continúa usando es un procedimiento a base de qollpa y algunas hierbas con que se consigue determinados colores, como el k´uchu k´uchu, que da un verde pasto; el chapi que da el rojo; la hatun ch´illka con que se obtiene un amarillo anaranjado; el waqra que produce un amarillo brillante y la luma-ch´illka con que se obtiene un negro profundo colores firmes y persistentes.  Su traje lleno de colores decorado con los motivos conocidos como el chunchu, inti, mut´u, pilly, ch´aska, qocha.  El hombre viste con una aymilla,  especie de una camiseta interior y facturada en bayeta; el unku especie de camiseta sin mangas ni cuello tejida con hebras torcidas en ambos sentidos; calzones de color negro cortos y muy apretados, sujetos por un chumpi o faja primorosamente decorada, un vistoso poncho muy decorado, la cabeza le cubre el ch´ullu.  Hasta hace quince años llevaban los hombres la cabellera larga trenzas que las ostentaban como un símbolo de su estirpe inca, hasta que cayeron bajo las tijeras del patrón que las hizo cortar empleando la fuerza.  La mujer viste una aymilla roja  que van cubiertas por dos o tres llijllas cortas hacia la espalda,y una o dos polleras cortas de bayeta azul cuyo ruedo se adorna con luyru de pallay.  La llaqolla especie de manta fina con que se cubre la cabeza todavía existe en su función incaica ceremonial, aunque esta siendo desplazada por una montera circular, casi plana,el peinado cae en dos trenzas adornadas con thirinka son borlas de hilo de colores que adornan el cuello con una o mas walqas que para llenar la función de collares, son confeccionadas con frutos de la selva.  Los niños hasta cerca de los 8 años llevan el phali o faldellin, y una almilla sobre la que los varones usan ponchitos cortos y las mujercitas la llijlla.

    Este traje, sin alteraciones ni cambios les sirve para soportar las bajas temperaturas de la cordillera.  Los niños,las mujeres y los ancianos deben mantener una constante movilidad climática para atender a las obligaciones que cada cual llena en el núcleo familiar.  mientras los varones adultos se ocupan de laborar la tierra.  La familia q´ero actual se estructura sobre la base conyugal que constituye el núcleo de la economía y la relación social.

    Actualmente la Agencia de viajes y turismo Lucero´s  Tour de la ciudad del Cusco ofrece tours místicos a la comunidad de Q ´eros con ceremonias y rituales andinos y de convivencia con las familias quechua hablantes.