• Archivos

  • Records

  • Categorias

  • Entradas Recientes

  • Puedes visitar este video en nuestra página de Facebook: Cómo elegir tus bastones de travesía
     

    ¿Cómo elegir tus bastones para trekking?

    Los bastones de caminata son accesorios comunes para hacer senderismo. El hecho de usar estos accesorios tienen muchos beneficios (de a cuerdo a ¨La Cumbre pasión por la montaña¨):

    1. Reducen la carga en las rodillas: Cuando caminamos sin bastones, la carga se concentra en el tren inferior, generando un mayor impacto en rodillas y tobillos. Con los bastones ayudamos a repartir un poco esa carga hacia el tronco superior, utilizando la fuerza de los pectorales y brazos para reducir hasta en un 25% el impacto en las rodillas. Si quieres seguir en esto hasta viejo, esta razón por sí sola ya es suficiente.

    2. Ofrecen más puntos de apoyo: Los bastones entregan dos puntos de apoyo adicionales que te ayudarán a subir gracias a la fuerza del tren superior, y sobre todo a bajar en pendientes más inclinadas.
    Mayor Tracción: Los dos puntos de contacto te darán mayor tracción en terrenos resbaladizos e inestables como nieve, barro o roca suelta.

    3. Ayudan a mejorar el ritmo: Caminar con bastones te ayudará a establecer y mantener un ritmo constante, que puede ayudarte a mejorar tu velocidad, sobre todo en terrenos más planos y menos técnicos.

    4. Mejoran el equilibrio: Los bastones te ayudarán a equilibrarte en terrenos difíciles como en cruces de ríos, o filos expuestos, lo que te permitirá moverte de manera más rápida, fácil y segura.

    5. Sirven para mover obstáculos: Los bastones te permiten «limpiar» tu camino al poder mover ramas con espinas atravesadas en el sendero o quitar telas de araña.

    6. Los puedes usar como sonda: Los bastones de trekking pueden ser utilizados como una sonda para «tantear» y obtener mayor información sobre el terreno que tenemos por delante, como por ejemplo, determinar la profundidad de un charco o constatar la solidez de un puente de nieve.

    7. Ayuda en breves momentos de descanso: Los bastones te ayudarán a aliviar un poco el peso que llevas en la espalda. Por ejemplo, si cargas una mochila pesada, puedes tomar un breve descanso apoyándote en ellos.

    8. Otros usos: Los bastones se pueden utilizar para cosas distintas como: parantes para refugios, tablilla en caso de lesión, estacas, monopie para sacar fotografías, etc.

    9. Defensa: Puedes utilizarlos para defenderte del ataque de perros u otros animales.


     

    Tipos de bastones

    Bastones Telescópicos

    Los bastones de longitud ajustable o telescópicos son la elección de la mayoría de los entusiastas del trekking, montañismo y escalada. ¿Por qué? Básicamente, porque se pueden compactar para ser transportados y porque permiten ajustar el largo del bastón de acuerdo a la estatura del usuario y a la pendiente del terreno en que te mueves, por ejemplo, generalmente la longitud óptima del bastón al subir es más corta que la longitud óptima para bajar. Los bastones de longitud ajustable pueden llegar a tener un largo de 145 – 150 cm. Existen también modelos de menor longitud y consiguiente menor peso. Un dato a considerar es que un bastón regulado en su máxima longitud pierde rigidez y resistencia, por lo que si mides más de 1.8 metros, procura escoger un par de bastones cuyo largo te permita bajar por pendientes empinadas sin tener que usar el bastón regulado en su longitud máxima.

    Bastones plegables

    Hoy en día también es posible conseguir bastones plegables, los que pueden ser de cuatro o cinco segmentos unidos entre sí por una cuerda recubierta de poliuretano. La gran ventaja de estos modelos es que pueden ser reducidos a una mínima expresión a la hora de ser transportados, lo que los hace una buena alternativa para quienes suelen viajar en bus o en avión con el equipo de montaña, o para quienes no van a usar los bastones durante toda la actividad, como por ejemplo montañistas, escaladores y «splitboarders», quienes después de aproximar, necesitan guardar los bastones en sus mochilas para continuar con la actividad. Entre los bastones plegables existen modelos que permiten un leve rango de ajuste (20cm en promedio), y otros modelos de longitud definida.


     

    Mecanismos de Bloqueo

    Bloqueo externo de palanca (Speed lock):

    Este mecanismo permite ajustar de manera rápida y sencilla la longitud del bastón. Es una buena opción para condiciones de alta montaña o de frío en general, ya que pueden ser manipulados fácilmente con guantes. Al ser un ajuste rápido, también funcionan de gran manera en caminatas en las que la pendiente obliga a cambiar la longitud de los bastones constantemente.

    Bloqueo giratorio (Super lock, Twist lock):

    Es el mecanismo clásico que bloquea los segmentos de un bastón al girarlos en el sentido horario de un reloj. En relación al bloqueo externo de palanca, el bloqueo giratorio es un poco más lento en condiciones frías ya que muchas veces obliga a sacarse los guantes para poder ajustarlo, además, posee mayor superficie de contacto, por lo que en condiciones de frío extremo puede llegar a congelarse más rápido. Por lo general, los bastones que usan este bloqueo son más baratos que los de bloqueo externo de palanca.

    Bloqueos Híbridos:

    Existen modelos de bastones que mezclan los dos bloqueos señalados anteriormente. Por lo general usan el mecanismo externo de palanca en la unión superior y el bloqueo giratorio en la unión inferior.

    Botón de bloqueo/desbloqueo:

    Consiste en un pasador de acero que al entrar en un orificio fija el segmento. Este mecanismo se utiliza en los modelos de bastones plegables de Leki, en donde se deben estirar los segmentos para que el pasador salte y los fije. Para desbloquear, solo se necesita apretar el botón.


     

    Materiales

    En general los bastones se fabrican en dos materiales: aluminio y fibra de carbono. El aluminio es la opción más duradera y económica. Los bastones fabricados de aluminio son un poco más pesados que los de fibra de carbono, llegando a pesar por lo general entre 500 y 600 gramos por par. En caso de golpes o impactos fuertes contra rocas, el aluminio puede rayarse o abollarse, pero es poco probable que se rompa y pierda su funcionalidad (a menos que se le ejerza una palanca de aquellas). La fibra de carbono es más ligera y más cara que el aluminio. Por lo general, unos bastones de este material pesan entre 350 y 500 gramos el par. Son un poco más rígidos, resistentes y reducen la vibración, pero ante impactos fuertes contra rocas son más vulnerables a la rotura o al astillado respecto a un bastón de aluminio, lo que es un dato a considerar si no eres cuidadoso con tus bastones. Cabe señalar que además de poder conseguir bastones fabricados enteramente en un material, también es posible conseguir modelos que mezclan ambos materiales, generalmente utilizando aluminio en el segmento superior y fibra de carbono en los segmentos inferiores. Independiente del material con que estén fabricados los bastones, el peso real puede variar un poco dependiendo del diámetro de cada uno de los segmentos que pueden ir desde los 12 hasta los 18 milímetros. Así, los bastones con sus segmentos de mayor diámetro (14/16/18 mm) serán más pesados, pero a su vez más resistentes, siendo ideales para las personas de mayor peso o para actividades en las que se usen mochilas grandes, como expediciones o montañismo en general. Por otro lado, los modelos con segmentos de menor diámetro (12/14/16 mm) son adecuados para mujeres, hombres livianos, o actividades en las que no se carga mucho peso.

    Antishock

    Los bastones con antishock poseen resortes internos que absorben los impactos al caminar cuesta abajo. El antishock le añade peso al bastón y suelen ser un poco más caros. Su uso no es del todo justificable en terrenos técnicos de montaña en donde el bastón se utiliza básicamente para mantener el equilibrio, o en terrenos nevados. El uso de estos bastones se recomienda para senderos sencillos y/o para personas que tienen las caderas, rodillas, tobillos o muñecas dañadas o débiles.


     

    Conclusión:

    Conociendo las características de los distintos modelos de bastones que se pueden encontrar en el mercado puedes construir una idea más acertada de elección. Pero siempre es bueno tener algunas consideraciones que vale la pena tener en cuenta:

    1. Cualquier modelo de bastón te servirá para subir y bajar senderos o montañas.

    2. Tanto el aluminio como la fibra de carbono son buenas opciones para cualquier tipo de actividad, pero si para ti es esencial reducir el peso, deberías optar por la fibra de carbono.

    3. Para montañismo y trekking en invierno, se recomienda por su rapidez de ajuste y facilidad de manipular con guantes, el sistema de bloqueo de palanca externo. Y, por cierto, las arandelas grandes. Esto no quiere decir que el bloqueo giratorio no sirva, Messner los usó en el Everest en 1978.

    4. Para corredores de montaña se recomiendan bastones que desplacen el centro de gravedad hacia la empuñadura para optimizar el ahorro energético al balancear el bastón. Para Trail Runners profesionales o competitivos la mejor elección será un modelo plegable de fibra de carbono. También existen modelos de dos segmentos de aluminio que utilizan el sistema de bloqueo giratorio (más liviano que el de palanca), que pueden ser una buena alternativa para correr en el cerro.

    5. Si sufres de lesiones crónicas en rodillas o tobillos, los bastones con antishock pueden ser una muy buena alternativa.

    6. Si quieres un par de bastones compactos que puedan ser llevados dentro de una mochila o maleta, la mejor opción es un bastón plegable.